Cómo hacer cebolla caramelizada es un básico de cocina que hay que saber hacer de forma correcta, y no solo porque es una guarnición de lo más deliciosa que combina a la perfección con ensaladas o quesos, si no porque se puede usar como ingrediente en infinidad de recetas.

En función de para qué vayamos a usarla podremos caramelizar la cebolla picada, como por ejemplo para acompañar un queso de cabra, o en juliana si por ejemplo a vamos a usar en una tortilla y nos interesa que se noten las hebras de la cebolla caramelizada. En esta ocasión la hemos hecho picada para que quede casi como una mermelada y usarla de ingrediente para unas hamburguesas.

También veréis variantes a las que les añaden licores y bebidas preferiblemente dulces o que ayuden a la caramelización, como un vino dulce o un brandy. Si tienes la Thermomix tenemos un ejemplo de cebolla caramelizada al brandy con Thermomix en nuestro blog con ese sabor especial que le da esta bebida. En ese ejemplo de receta también se puede apreciar el corte diferente de la cebolla y cómo queda en trocitos algo más grandes para usarla en recetas en las que queramos que se noten los trocitos de cebolla.

Nosotros hemos probado hoy la variante con azúcar que hace que se caramelice antes y que quede más dulce, con esto y la cebolla bien picada hemos conseguido una cebolla caramelizada que os servirá para recetas de salsas y rellenos. Y para los que no les guste encontrarse trocitos de cebolla.

Receta de Cebolla caramelizada

Receta de cebolla caramelizada
Pin en Pinterest
Una receta básica que se puede usar como acompañamiento y necesario como ingrediente en otras recetas.

Datos de la receta

PlatoAcompañamiento, Básicos
CocinaEspañola
Preparación15 minutos
Cocción30 minutos
Total45 minutos
Raciones 8 personas
Autor Jose Emeterio Vicente Sabuco

Ingredientes

  • 1 kg cebolla dulce 2 o 3 cebollas grandes
  • 1 chorrito vinagre de módena
  • 1 chorrito agua brandy o vino dulce
  • 4 cucharadas azúcar blanco o moreno
  • aceite de oliva
  • sal

Utensilios necesarios

  • Una sartén con tapa.

Preparación

  • Cortamos las cebollas, si queremos que quede más fino podemos picarlas, si queremos que se noten las hebras, las cortaremos en juliana.
    Cómo hacer cebolla caramelizada
  • Ponemos a calentar aceite en una sartén, añadimos la cebolla y un poco de sal. Cocinamos a fuego lento, punto 2 o 3 de 10 de la vitro, con la tapadera puesta . Con este fuego tan bajo para evitar que se queme, debería tardarnos unos 45 minutos aproximadamente en quedar brillante y transparente.
    Cómo preparar cebolla caramelizada
  • Incorporamos el azúcar y subimos el fuego para conseguir el caramelizado de la cebolla, removemos continuamente hasta conseguir un color dorado.
    Cómo preparar cebolla caramelizada con azúcar
  • Si queremos darle un toque de vinagre de módena, brandy o de vino dulce este es el momento de de añadirlo también. Si durante la caramelización vemos que el azúcar no se deshace correctamente podemos añadir un chorrito de agua. Una vez integrado el líquido que añadamos, retiramos del fuego, dejamos reposar unos minutos y la cebolla caramelizada estará lista para su uso.
    Cómo hacer cebolla caramelizada con azúcar

Consejos

  • Es importante remover de vez en cuando para que el caramelizado quede uniforme, y lo más importante, que no se queme ningún trozo de cebolla.
  • Se trata de una receta que podemos personalizar usando licores u otras bebidas con un toque dulce, nosotros hemos usado desde vino dulce, ron o brandy.
  • Podemos cocinarla con o sin azúcar, sin este el caramelizado no será tan intenso ya que solo se caramelizan los azúcares de la cebolla y el proceso tardará algo más, pero no quedará tan dulce. Si usamos azúcar moreno, además la cebolla caramelizada quedará más oscura que si usamos azúcar blanco, pero el sabor será prácticamente el mismo.
  • Si hacemos una carne que suelte jugo, trituramos con la batidora este jugo junto a algo de cebolla caramelizada, y el resultado será una salsa espectacular para acompañar la carne.
  • El corte condicionará la cocción y el resultado final:
    • Si los trocitos son más pequeños, tipo cebolla picada, tendremos que tener cuidado al cocinarlo porque es más fácil que se queme algún trocito y se eche a perder. Pero el resultado será casi el de una mermelada de cebolla caramelizada.
    • Si los trozos son más grandes, por ejemplo cebolla en juliana, la cocción aguantará algo más, pero al comerla se notarán más las hebras.
  • Nosotros en esta ocasión hemos hecho justo la que necesitábamos, pero si nos sobra, que suele ser lo más habitual, para su conservación:
    • Tras cocinarla dejamos enfriar 4 o 5 horas, hasta que esté a temperatura ambiente.
    • Metemos la cebolla caramelizada en un bote, preferiblemente de cristal y lo tapamos. Cuanto más justo sea el bote mejor, ya que de este modo no dejamos oxígeno que puede propiciar la aparición de microorganismos que lo echen a perder.
    • Lo metemos en la nevera y podremos guardarlo algo más de una semana, pasado este tiempo es recomendable cocinarlo antes de su consumo y no usarlo si observamos que tiene mal aspecto u olor. 
    • Otra opción es congelarla, de este modo nos aguantará mucho más tiempo y podremos aprovecharla en futuras recetas.

¿Te ha gustado la receta? ¡Vótala!

5 de 1 voto

Contenido relacionado

Jose Emeterio Vicente Sabuco

Apasionado de los viajes y la cocina escribo de estos temas en recetasenlamochila.com. También pruebo recetas de Thermomix en recetasdethermomix.es

Añadir comentario

Haz clic aquí para comentar

  Acepto la política de privacidad

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.