Azafrán Cocina Española Conejo Guisos Romero Tomates

Gazpachos manchegos de conejo

Gazpachos manchegos con conejo

Los gazpachos manchegos o galianos constituyen un plato tradicional de la cocina de la región de Castilla-La Mancha, en el interior de España. A diferencia de lo que su nombre podría sugerir a quienes no están familiarizados con la gastronomía española, este plato no es una sopa fría como sí lo es el gazpacho andaluz. Este plato es un guiso caliente y reconfortante que se elabora principalmente con carne de caza, como conejo, perdiz o liebre, aunque también puede prepararse con carnes más accesibles según la disponibilidad. Con siglos de historia, emerge de las tradiciones culinarias de los pastores y cazadores de la zona, quienes requerían comidas sustanciosas y nutritivas que pudieran preparar al aire libre durante sus largas jornadas en el campo. En este caso hemos preparado unos sencillos gazpachos manchegos con conejo como única carne.

La base de este plato se compone de tortas cenceñas, unas especies de tortas de pan ácimo, finas y crujientes, que se trocean y se añaden al guiso para que absorban el caldo y adquieran una textura suave y agradable. La inclusión de tortas cenceñas era una solución ingeniosa para aprovechar un alimento básico y duradero que los pastores podían llevar consigo, que al romperse y mezclarse con el guiso, absorbía los sabores de la carne y las especias. La mezcla se cocina con un sofrito de vegetales que incluye tomate, pimiento, ajo y cebolla, y se aromatiza con hierbas como el tomillo y el romero.

Los gazpachos manchegos se disfrutan especialmente durante los meses más fríos, sirviendo como un plato sustancioso y reconfortante. Este guiso no solo es un reflejo de la cocina tradicional de Castilla-La Mancha, sino que también es una muestra de cómo los ingredientes locales y las técnicas de cocina se han adaptado a lo largo de los siglos para crear platos que son emblemáticos de su región. Con el paso del tiempo, los gazpachos manchegos han trascendido sus orígenes rurales para convertirse en un plato querido en toda España, apreciado tanto por su riqueza cultural como por su sabor excepcional.

Receta de Gazpachos manchegos de conejo

Gazpachos manchegos con conejo
Preparamos unos gazpachos manchegos con carne de conejo

Tiempos y otros datos de la receta

Preparación15 minutos
Cocción1 hora
Total1 hora 15 minutos
PlatoPlato principal
CocinaCastilla la Mancha
EspecialGazpachos
Raciones 4 personas
Receta publicada por primera vez el 25/02/2024
Autor Jose Emeterio Vicente Sabuco

Ingredientes para Gazpachos manchegos de conejo

  • 800 gramos de conejo troceado
  • 1 paquete de tortas de gazpacho
  • 200 gramos de tomate triturado o troceado
  • 1 cebolla
  • 1 diente de ajo
  • ½ pimiento rojo
  • aceite de oliva
  • Romero
  • Tomillo
  • Orégano
  • Azafrán
  • Sal

Cómo preparar Gazpachos manchegos de conejo

  • Ponemos un chorro de aceite en una olla, encendemos el fuego y esperamos a que coja temperatura. Cuando haya cogido suficiente temperatura añadimos la cebolla y el ajo picados finos, y el pimiento rojo también a trocitos. Sazonamos y rehogamos durante 10 minutos a fuego bajo con la tapa de la olla puesta hasta que las verduras se hayan pochado.
    Cómo hacer gazpachos manchegos con conejo
  • Agregamos el tomate triturado y dejamos cocinar 5 minutos más a fuego bajo con la tapa puesta.
    Cómo preparar gazpachos manchegos con conejo
  • Incorporamos el conejo y lo sofreímos para que se cocine un poco antes de incorporar el líquido.
  • Añadimos un litro de agua aproximadamente, romero, tomillo, orégano, azafrán y sal. Cocemos durante 30 minutos a fuego bajo con la tapa puesta.
    Cómo hacer gazpachos manchegos con conejo
  • Incorporamos la torta a trocitos el tiempo que indique el fabricante en el paquete removiendo de vez en cuando.
  • Una vez terminado el tiempo dejamos reposar unos minutos y ya tenemos listos unos tradicionales gazpachos manchegos.
    Receta de gazpachos manchegos con conejo

Consejos de preparación

  • Esta es una receta que está más buena reposada, por lo que no te preocupes en prepararla el día antes o por la mañana. A la hora de consumir los gazpachos solo tenemos que calentarlos y estarán más sabrosos.
  • En esta ocasión no lo hemos hecho, pero tradicionalmente se separa la carne de los huesos para que se pueda comer mezclado con las tortas sin preocuparnos por los huesos.
  • En algunas zonas los gazpachos se sirven al centro sobre una torta que se van comiendo con la cuchara ayudándose con trozos de la torta. ¿Y sabías que hay gente a la que le gusta guardarse esa torta entera para el final y comerla con miel?

¿Te ha gustado la receta? ¡Vótala!

Esta receta ha obtenido una nota de 5 con un voto

Contenido patrocinado

Jose Emeterio Vicente Sabuco

Apasionado de la cocina, el buen comer y los viajes escribo sobre estos temas desde 2009.

Añadir comentario

Haz clic aquí para escribir un comentario

Valora la receta




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.