Alitas de pollo Cocina al horno Cocina fácil Pollo

Alitas de pollo adobadas al horno

Alitas de pollo adobadas al horno
Estas alitas de pollo adobadas pueden tener una textura crujiente con solo rebozarlas en harina antes de introducirlas al horno.

Las alitas de pollo son un aperitivo o plato principal que se pueden preparar de muchas formas, en esta ocasión hemos preparado un adobo ligero donde las dejamos macerando desde el día anterior. Aunque si tienes mucha prisa lo puedes preparar el mismo día, lo ideal es dejarlas a remojo durante al menos 2 horas. Con esto conseguimos que la carne de las alitas tome el sabor de las especias.

Una vez adobadas las alitas podemos cocinarlas directamente en el horno, pero en esta ocasión las hemos rebozado ligeramente con harina, solo con harina. Con esto conseguimos darle un toque crujiente a la piel que nos gusta mucho al comerlas. Si tienes freidora de aire también puedes prepararlas con esta, sobre todo si vas a preparar poca cantidad.

Por lo demás se trata de una receta fácil de preparar y relativamente rápida, aunque obviamente habrá que esperar el tiempo del macerado. Veamos a continuación esta receta.

Receta de Alitas de pollo adobadas al horno

Alitas de pollo adobadas al horno
Horneamos unas alitas de pollo adobadas y con un rebozado ligeramente crujiente

Tiempos y otros datos de la receta

Preparación15 minutos
Cocción45 minutos
Macerado2 horas
Total3 horas
PlatoAperitivo, Cenas, Primer plato
CocinaEspañola
EspecialRecetas al horno
Raciones 2 raciones
Receta publicada por primera vez el 9/05/2024
Autor Jose Emeterio Vicente Sabuco

Ingredientes para Alitas de pollo adobadas al horno

  • 500 gramos de alitas de pollo limpias y troceadas

Para el macerado

  • 4 cucharadas de vinagre
  • 125 mililitros de vino blanco
  • 1 cucharada de orégano
  • Pimienta molida al gusto
  • 1 cucharada de pimentón dulce
  • 1 hoja de laurel
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 2 pellizcos de sal

Opcional para el rebozado

  • 4 cucharadas de harina de todo uso

Utensilios necesarios

  • Horno

Cómo preparar Alitas de pollo adobadas al horno

  • Limpiamos las alitas de pollo de exceso de grasa y restos de plumas. Podemos quitarlas a mano o quemarlas con un soplete de cocina.
  • En un bol grande ponemos todos los ingredientes para el macerado, mezclamos bien y añadimos las alitas de pollo. Volvemos a mezclar bien para que se impregnen con el líquido del macerado y tapamos con film. Lo dejemos macerar en el frigorífico al menos un par de horas, nosotros lo pusimos la noche anterior para prepararlas a medio día.
    Cómo preparar alitas de pollo adobadas al horno
  • Ponemos a precalentar el horno a 180℃ para tenerlo listo en el momento de usarlo.
  • Si queremos que las alitas queden ligeramente crujientes, tras sacarlas del macerado las escurrimos. Ponemos unas 4 cucharadas de harina de uso corriente en un plato y vamos rebozando las alitas una por una. Para prepararlas de forma corriente seguimos al siguiente paso.
    Cómo hacer alitas de pollo adobadas al horno
  • Ponemos las alitas en una bandeja de horno previamente pintada con aceite de oliva, las repartimos bien para que se horneen de forma uniforme. Las hornearemos durante unos 40 minutos aproximadamente, a mitad del proceso daremos la vuelta para que se cocinen por ambos lados por igual.
    Receta de alitas de pollo adobadas al horno
  • Finalizado el tiempo comprobamos si están hechas, en caso contrario dejamos hornear 5 minutos más. Si queremos un toque crujiente podemos subir a 200℃ controlando que no se quemen. Cuando estén a nuestro gusto tendremos listas las alitas de pollo en adobo.

Consejos de preparación

  • Recuerda que puedes preparar las alitas en versión crujiente o normal simplemente rebozándolas o no en harina antes de introducirlas al horno.
  • Si el sabor del vinagre de vino te resulta demasiado fuerte, puedes reducir la cantidad o usar en su lugar un vino de arroz, con lo que también le darás un toque distinto.
  • ¿Quieres darle un toque picante? Prueba a cambiar el pimentón dulce por pimentón picante.
  • A mi me gusta poner primero la parte de la piel de las alitas bajo y así al darles la vuelta quedará arriba y quedará más crujiente.
  • Si tu horno tiene opción con aire las alitas se cocinarán más rápido y quedarán más crujientes, otra opción es cocinarlas con una freidora de aire.

¿Te ha gustado la receta? ¡Vótala!

Todavía no se ha votado.

Contenido patrocinado

Jose Emeterio Vicente Sabuco

Apasionado de la cocina, el buen comer y los viajes escribo sobre estos temas desde 2009.

Añadir comentario

Haz clic aquí para escribir un comentario

Valora la receta




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.