Canela Cocina Española Cocina fácil Leche Limón Para niños Postres Vainilla

Natillas caseras sabor vainilla

Natillas caseras de vainilla

Estas natillas caseras de huevo con sabor a vainilla son todo un clásico, una receta tradicional, sencilla y rápida que hemos mejorado añadiendo un toque de vainilla. El sabor a vainilla lo conseguiremos infusionando en la leche una vaina de vainilla o bien añadir unas gotas de esencia de vainilla.

Mezclando la leche infusionada templada con las yemas de huevo batidas con el azúcar y la maicena conseguimos unas natillas cremosas sin el riesgo de que las yemas se cocinen al añadirlas a la leche caliente como ocurre con otras recetas. Lo que hace que esta receta sea muy fácil de preparar y el resultado fabuloso.

A la hora de emplatarlas hay que tener en cuenta el gusto de los comensales, ya que hay gente que le gusta una galleta encima, una galleta debajo, una encima y otra debajo, en incluso los hay que no les gusta con galleta. Para gustos colores y aunque preparar natillas de forma casera es muy fácil conseguir la textura perfecta depende de los gustos de cada uno, pero con la práctica seguro que conseguimos un resultado perfecto.

Receta de Natillas caseras con huevo sabor vainilla

Natillas caseras de vainilla
Pin en Pinterest
Unas deliciosas natillas caseras de huevo con sabor a vainilla

Tiempos y otros datos de la receta

Preparación10 minutos
Cocción20 minutos
Reposo4 horas
Total4 horas 30 minutos
PlatoPostre
CocinaEspañola
Raciones 4 personas
Autor Jose Emeterio Vicente Sabuco

Ingredientes para Natillas caseras con huevo sabor vainilla

  • 500 ml leche entera o semidesnatada
  • 1 rama canela
  • 1 limón
  • 1 vaina vainilla o unas gotitas de extracto de vainilla
  • 3 yemas huevo
  • 10 gramos maicena
  • 70 gramos azúcar
  • galletas como las María
  • canela molida

Cómo preparar Natillas caseras con huevo sabor vainilla

  • Quitamos la piel de medio limón teniendo cuidado de no llegar hasta la parte blanca porque esta parte amarga, solo la parte amarilla.
  • Infusionamos poniendo la leche con la piel de limón, la rama de canela y la vaina de vainillas abierta en una cazuela a fuego medio. Para que solo infusione debemos retirarlo del fuego cuando empiecen a aparecer algunas burbujitas, no debe hervir. Retiramos el cazo del fuego y reservamos.
    Cómo preparar natillas caseras de huevo sabor vainilla
  • En un bol ponemos las yemas de huevo, el azúcar y la maicena, batimos con unas varillas hasta que la mezcla quede cremosa y totalmente integrada. En la siguiente captura se puede ver la textura del huevo batido con el azúcar y la maicena.
    Cómo preparar natillas caseras de huevo sabor vainilla
  • Colamos la leche para quitar la piel de limón y la canela, y vamos añadiendo la leche al bol mientras removemos.
  • Volvemos a poner la mezcla en el cazo para espesarla, encendemos el fuego a nivel bajo, con las varillas vamos removiendo constantemente, sobre todo pasando las varillas por el fondo para que no se pegue.
    Cómo hacer natillas caseras de vainilla
  • De repente veremos que la mezcla se empieza a espesar y aquí dependerá de nuestro gusto, si nada más empezar a espesar las retiramos tendremos unas natillas más líquidas, si las dejamos algo más de tiempo, conseguiremos unas natillas más espesas. Nosotros hemos dejado la textura que podéis ver en la siguiente foto, solo tenéis que comprobar la textura con las propias varillas o una cuchara.
    Cómo hacer natillas caseras de vainilla
  • Cuando estén a nuestro gusto las retiramos del fuego y ya tendremos listas las natillas caseras de huevo.
  • Repartimos las natillas en los recipientes, podemos poner una galleta encima o incluso una debajo (antes de verter las natillas) y otra encima, depende del gusto de cada uno. Espolvoreamos con canela.
  • Una vez se haya templado la mezcla introducimos las natillas caseras en el frigorífico, dejamos que se enfríen unas 4 horas y pasado el tiempo de enfriado ya tendremos listas nuestras natillas caseras de huevo con sabor a vainilla.

Consejos de preparación

  • Se recomienda usar leche entera, aunque también podemos usar semidesnatada.
  • Conseguimos una textura más o menos líquida dependiendo del tiempo que dejemos espesar las natillas en la cazuela. Con la práctica conseguirás la textura perfecta.
  • Aunque podemos tener las natillas preparadas en algo más de 4 horas, su sabor será más intenso y las galletas cogerán el sabor y humedad si las dejamos reposar más tiempo.
  • Si infusionamos la leche con el limón, la canela y la vainilla el día anterior y lo reservamos en el frigorífico, tendremos un sabor más intenso.
  • En caso de no disponer vainas de vainilla podemos recurrir a esencia de vainilla y solo tendremos que añadir unas gotitas a la leche para darle un toque de sabor a vainilla.
  • La galleta depende mucho del gusto de cada uno, se puede poner arriba para que se vea, debajo para encontrarla por sorpresa, arriba y debajo para quien les guste mucho la galleta e incluso los hay que no les gusta la galleta en las natillas. Cualquier opción será buena si está al gusto de los comensales.

¿Te ha gustado la receta? ¡Vótala!

4 de 1 voto

Contenido relacionado

Jose Emeterio Vicente Sabuco

Apasionado de los viajes y la cocina escribo de estos temas en recetasenlamochila.com. También pruebo recetas de Thermomix en recetasdethermomix.es

Añadir comentario

Haz clic aquí para escribir un comentario

  Acepto la política de privacidad

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.