Italia La Toscana Viajes

Montepulciano

Ayuntamiento de Montepulciano

Montepulciano con casi 14.000 habitantes es un pintoresco pueblo medieval situado en una colina del centro de la Toscana Italiana. Su centro está conformado por una curiosa mezcla de calles y pasadizos empinados que nos ofrecerán la posibilidad de ascender por su colina. Sus edificios medievales y renacentistas están protegidas por murallas etruscas del siglo XIV.

Además de por su pasado etrusco y la belleza de sus monumentos renacentistas, este pueblo se hizo famoso por ser el escenario del rodaje de Luna Nueva, película de la saga crepúsculo. Curiosamente la historia discurre en Volterra, pero por la negativa de la ciudad que no quería que se convirtiera en un parque de atracciones, el rodaje terminó llevándose a cabo en Montepulciano.

Por lo que es habitual todavía ver fotografías relacionadas con el rodaje en los escaparates de los comercios y adolescentes, y no tan adolescentes, paseando por sus calles imaginando que alguno de los protagonistas de la película también pasearon por ellas.

Vistas a la Toscana desde Montepulciano
Vistas a la Toscana desde Montepulciano

Estos escenarios reconocibles por la película, sus espectaculares vistas de la Toscana y sus impresionantes bodegas con muchos siglos de antigüedad son solo algunos de los encantos que pudimos visitar en Montepulciano.

Cómo llegar a Montepulciano

He estado en dos ocasiones en Montepulciano y las dos veces hemos ido en coche. Desde la ciudad de Siena se llega en algo menos de una hora, aunque lo habitual es hacer alguna parada por el camino en algún pueblo típico toscano, en los 60km de distancia desde Siena encontraréis muchas opciones y paisajes que disfrutar.

Montepulciano
Montepulciano

Una vez llegamos a Montepulciano debemos saber que dependiendo de la temporada podemos encontrarnos con problemas para aparcar, debido a la gran afluencia de visitantes en ciertas épocas del año. Dentro de las murallas hay 8 aparcamientos de pago numerados desde el P1 al P10, los parking P6 y P7 son los más cercanos a la Piazza Grande de Montepulciano en los que consigamos aparcar, en el último viaje a la Toscana tuvimos la suerte de poder aparcar, por supuesto pagando, en el P7 y en 5 minutos a pie estábamos en centro del casco antiguo.

En cualquier caso, cualquiera de las zonas de parking más alejadas estarán a poco más de 15 minutos a pie y nos permitirán disfrutar de las calles de este pintoresco pueblo de la Toscana. Si tenemos tiempo incluso podremos aparcar de forma gratuita en las afueras y pasear tranquilamente hasta la Plaza Grande, ya que, aunque empinado en algunos tramos, no se trata de un trayecto largo.

La Piazza Grande de Montepulciano

Una vez llegamos a la Plaza Grande de Montepulciano podremos ver el edificio del Ayuntamiento de estilo gótico que fue construido en el siglo XIII y al que curiosamente se le añadió su emblemática torre un par de siglos más tarde. Tras este encontraremos un par de miradores en los que podremos admirar la Toscana a kilómetros de distancia.

Ayuntamiento y pozo de la plaza en Montepulciano
Ayuntamiento y pozo de la plaza en Montepulciano

En uno de los laterales de la plaza se encuentra la Catedral de  Santa Maria Assunta o Duomo di Montepulciano que data de los siglos XVI y XVII, construida entre los años 1586 y 1680. Su fachada es sencilla y nunca se terminó, su campanario construido en bloques de traventino y ladrillo es el único superviviente de la vieja iglesia. En su interior, austero y elegante debido a la claridad de las superficies de yeso que alternan con paredes de mampostería en bloques de piedra, se encuentran una gran cantidad de obras de arte como el monumental Tríptico de la Asunción, pintado por Taddeo di Bartolo en 1401 que domina el altar mayor.

Duomo de Montepulciano
Duomo de Montepulciano

En el otro lateral, junto al pozo, podremos admirar el palazzo Nobili-Tarugi construido en XVI con su fachada recubierta de traventino.

El vino Nobile y las bodegas que lo producen

Otra de las actividades típicas en Montepulciano son las visitas a las bodegas que producen el vino Nobile, es un vino tinto que se hace con 3 variedades distintas de uva de los viñedos que rodean al pueblo y normalmente es añejado durante 2 años en barricas de roble, tres años si es un reserva. No debemos confundir el vino Nobile con el vino Montepulciano d’Abruzzo, un vino tinto hecho de la uva Montepulciano en la región de Abruzos del centro-este de Italia.

Entrada a la Cantina Cantucci
Entrada a la Cantina Cantucci

Durante la última visita a Montepulciano tuvimos la oportunidad de visitar dos bodejas de vino Nobile, en las que se podía visitar la bodega y probar los vinos de forma gratuita. También es cierto que durante ese día tuvimos la suerte de que no había muchos turistas en la ciudad, no sabemos si el trato es el mismo cuando Montepulciano esté a rebosar de visitantes.

Interior de la cantina Cantucci en Montepulciano
Interior de la cantina Cantucci en Montepulciano

La primera de las bodegas que visitamos fue la Cantina Cantucci situada al final de la última cuesta antes de llegar a la Piazza Grande, luego es una buena parada para descansar y catar un vino antes de seguir con la visita. La entrada es un pasillo de paredes blancas en las que hay colgados una gran cantidad de cuadros con fotos antiguas. Tras este pasillo accedemos a diversas estancias con barricas de varios tamaños por las que podemos pasear libremente. A la salida se ofrece a los visitantes una cata de algunos de sus vinos más importantes y la posibilidad de comprarlo.

Bodega de Ricci en Montepulciano
Bodega de Ricci en Montepulciano

La segunda bodega que pudimos visitar fue la De’ Ricci, en mi opinión mucho más espectacular que la anterior por su bodega etrusca subterránea del siglo XIV que baja varios pisos y en su interior da la sensación de estar bajo los cimientos de Montepulciano. En su interior encontraremos barricas de distintos tamaños, en la estancia en la que están las más grandes impresionan sus altos techos y columnas de piedra que parece que apuntalen los cimientos del pueblo. A la salida, como en la primera, nos ofrecerán una cata de distintos vinos y la posibilidad de comprar, no nos agobiaron mucho para que compráramos, si tenemos en cuenta que la visita es gratuita podemos decir que el trato fue correcto.

Interior de la bodega De Ricci en Montepulciano
Interior de la bodega De Ricci en Montepulciano

No se puede visitar Montepulciano sin visitar estas dos bodegas ya que el vino es una importante parte de la esencia e historia de este pueblo. En ambos casos las visitas a las bodegas son gratuitas, había la posibilidad de hacerlas guiadas pero desconocemos si por ello suelen cobrar. Como no están muy indicadas la verdad es que echamos en falta que nos explicaran un poco qué estábamos viendo en cada caso, pero sobre todo la segunda bodega nos impresionó y nos dejó con ganas de documentarnos más sobre ella. Nosotros hicimos las visitas a medio día, y como fue en agosto, la verdad es que nos vino muy bien para refugiarnos del calor.

Interior de la bodega De Ricci en Montepulciano
Interior de la bodega De Ricci en Montepulciano

Ruta de una tarde por Montepulciano

He estado en dos ocasiones en Montepulciano y en ambas ha sido suficiente con una tarde para poder ver sus principales , en ambas rutas ha coincidido la llegada a medio día, por lo que comimos y disfrutamos de las callejuelas y pasadizos hasta llegar a la Plaza Grande, en donde vimos el Ayuntamiento, el duomo y las dos bodegas.

Galería de fotos de Montepulciano

Montepulciano está algo apartado de zonas más visitadas de la Toscana o de las ciudades más grandes pero vale mucho la pena la visita por su combinación de callejuelas y murallas.

Contenido relacionado

Jose Emeterio Vicente Sabuco

Añadir comentario

Haz clic aquí para comentar

  Acepto la política de privacidad

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.