Florencia La Toscana Viajes

La gran sinagoga de Florencia y la zona judía

Gran sinagoga de Florencia
Gran sinagoga de Florencia

Tras visitar el barrio judío de Venecia y hacer un tour por sus sinagogas y aprender sobre su historia, durante la siguiente visita a Florencia no pudimos pasar por alto su sinagoga y zona judía de esta ciudad. Esta sinagoga es totalmente distinta, mientras que en Venecia pasan desapercibidas la gran sinagoga de Florencia es casi tan visible como su duomo desde cualquier mirador de la ciudad.

Gran sinagoga de Florencia de noche
Gran sinagoga de Florencia de noche

Y es que su característica cúpula de cobre natural oxidado en color verde destaca sobre el resto de cúpulas de las iglesias de Florencia. Y si nos fijamos más, sus torres lucen arcos en forma de herradura de estilo árabe, lo que no es habitual en el resto de edificios renacentistas de Florencia.

Visitar la gran sinagoga de Florencia

Visitar la gran sinagoga de Florencia es posible siempre que se respeten las normas de acceso, aunque nos informarán de ellas a la entrada, las más importantes, sobre todo para no hace el viaje en balde, que hay que tener en cuenta son las siguientes:

  • Aunque se puede acceder con carritos de bebé, no es posible acceder con ningún tipo de mochila, bolso, maleta, etc. En la entrada hay taquillas gratuitas, pero tienen un determinado tamaño en el que no podremos guardar por ejemplo una maleta. Luego es mejor no ir con ese tipo de elementos porque es muy probable que no podamos acceder.
  • Solo están permitidos bastones o muletas para personas que las necesiten para moverse, otros elementos como paraguas están prohibidos, también deberemos dejarlos a la entrada.
  • No podremos acceder con cámara de fotos, auriculares u otros dispositivos electrónicos. Aunque esto suele estar más abierto a la decisión de la persona que hay a la entrada, en nuestro caso no nos dejaron acceder con la cámara de fotos pero sí pudimos acceder con el móvil, con lo que igualmente pudimos hacer fotos y vídeos.
  • Como en otras sinagogas, también hay restricciones en la vestimenta, tanto hombre como mujeres debemos llevar los hombros y las piernas cubiertos hasta la rodilla. En la puerta nos pueden ofrecer pareos y chales para cubrirnos en caso de ser necesario. También se recomienda que los hombres se cubran la cabeza, pero en mi caso nadie me obligó a ello.

Las normas de acceso son estrictas, habiendo incluso un arco detector de metales para evitar que accedamos con cualquier tipo de elemento prohibido. Pero siguiendo estas simples normas podremos acceder a la sinagoga tras pagar la correspondiente entrada de 6,5€. Aunque hay diversas modalidades reducidas que podemos consultar en su web oficial.

También debemos tener en cuenta los horarios, sobre todo tener en cuenta que los sábados permanece cerrada y únicamente se puede acceder para asistir a los actos religiosos. También hay ciertas fechas en las que puede estar cerrada, por lo que de nuevo es recomendable consultarlas en su web oficial.

FechasDíasHorario
15 de abril – 14 de octubredomingo a jueves
viernes
sábado
9.30-18.30
9.30-17.00
cerrado
15 de octubre – 14 de abrildomingo a jueves
viernes
sábado
10.00-17.30
10.00-15.00
cerrado

Una vez hayamos accedido podremos admirar de más cerca su imponente fachada adornada con 3 arcos, de nuevo con forma de herradura y el resto de elementos propios del estilo renacentista árabe. Una curiosa mezcla de arquitectura italiana y moro-bereber distinta a las vistas en el resto de edificios religiosos de Florencia.

Placas en conmemoración a los judíos muertos en el holocausto

En el jardín también encontraremos dos placas, una de gran tamaño con los 248 judíos de Florencia asesinados por los nazis. Y otra de menor tamaño donde figuran otros judíos que no eran miembros de la comunidad Florentina y que por este motivo fueron deportados. Salvo por este detalle conmemorativo, el resto del jardín de la gran sinagoga es muy sencillo.

El edificio también sufrió la ocupación nazi durante la Segunda Guerra mundial, cuando se utilizó como almacén. En 1944 durante la retirada de las tropas alemanas colocaron cargas explosivas para destruir la sinagoga, pero la resistencia italiana consiguió evitar que parte de ellas estallaran, gracias a lo cual la estructura solo sufrió daños menores.

El interior de la sinagoga

El interior de la sinagoga de Florencia es simplemente impresionante, la luz es cálida con un tono dorado, iluminando los motivos arabescos en colores rojos y azules. Elementos como el presbiterio coronado por las Tablas de la Ley y los candelabros de 7 puntas con comunes en las sinagogas.

Interior de la gran sinagoga de Florencia
Interior de la gran sinagoga de Florencia

Pero en este caso llama la atención la altura de sus techos y, al igual que llama la atención desde fuera, también lo hace en su interior por su altura y detalle de su decoración. También tenemos la posibilidad de subir a la parte superior de su interior para poder admirar la decoración de los techos desde más cerca y obtener una panorámica de su interior.

En el primer piso también podremos visitar su museo judío.

El museo hebreo

Fundado en 1981 y ampliado en 2007, el museo judío se distribuye en dos pisos. El primer piso se concentra en los eventos históricos de la comunidad florentina y en la Torá y sus ornamentos, en los que se recogen los objetos más importantes y preciosos, desde finales del siglo XVI hasta el siglo XIX, la mayoría de los siglos XVII y XVIII.

El segundo piso, está dedicado principalmente a los objetos ceremoniales de algunas fiestas y a otras que se usan en diferentes momentos de la vida judía. El segundo piso concluye con la Sala della Memoria, dedicada a los eventos de la Shoah (El Holocausto).

Museo judío de Florencia
Museo judío de Florencia

En definitiva, un espacio en donde ampliar conocimientos sobre las fiestas judías, cómo las han celebrado la comunidad de Florencia durante los años y, como en otros puntos de Europa, recordar el sufrimiento de la comunidad judía durante El Holocausto.

Comer en la zona judía de Florencia

Y no podíamos desaprovechar la oportunidad de probar la gastronomía kosher de esta zona de Florencia. En esta ocasión elegimos el Ruth’s Kosher Jewish Restaurant, un sencillo y pequeño restaurante kosher a pocos metros de La Gran sinagoga de Florencia.

Ruth's Kosher Jewish Restaurant Florencia
Ruth’s Kosher Jewish Restaurant Florencia

Pudimos probar platos como hummus, falafel o cuscus de verduras. Nos encanta visitar restaurantes distintos porque en un lugar como Florencia te traslada a una cultura distinta, tanto en sus costumbres como en la gastronomía.

Cuscus con verduras kosher
Cuscus con verduras kosher

La presencia de judíos de la comunidad de Florencia nos demuestra que se trata de un lugar auténtico donde degustar la gastronomía kosher. Es recomendable ir con paciencia e intentar llegar pronto para encontrar mesa ya que apenas tiene una docena de mesas, desconocemos si es posible reservar pero en su página web disponemos de su teléfono de contacto y carta de platos kosher.

¿Dónde están la sinagoga y el restaurante kosher?

Encontraremos la zona judía a apenas 15 minutos a pie desde la plaza del duomo de Florencia. Por lo que si nos encontramos en Florencia y queremos huir de las zonas más turísticas en la zona judía.

Vídeo de la visita

Durante la visita tuvimos la oportunidad de grabar algunas tomas de vídeo con el móvil, ya que la cámara se tuvo que quedar en la taquilla de acceso a la Gran Sinagoga.

Fotos de la Gran Sinagoga de Florencia

Estas son algunas de las fotos que pudimos hacer con el móvil en el interior de la gran sinagoga de Florencia, su museo judío y el restaurante kosher en el que comimos tras la visita.

Si estas pensando en viajar a Florencia su gran sinagoga es un lugar distinto al resto de lugares más conocidos en donde podemos descansar de la gran cantidad de turistas que suelen visitar la ciudad. Y si te gusta la comida kosher, hay algunas opciones por la zona en donde degustar su gastronomía.

Contenido relacionado

Jose Emeterio Vicente Sabuco

Apasionado de los viajes y la cocina escribo de estos temas en recetasenlamochila.com. También pruebo recetas de Thermomix en recetasdethermomix.es

Añadir comentario

Click here to post a comment

  Acepto la política de privacidad

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.