Consejos y Trucos de cocina

Consejos para conseguir un bizcocho esponjoso

Bizcocho de chocolate esponjoso

Cuando elaboramos un bizcocho, buscamos que nos quede lo más esponjoso posible. Para ello, vamos a ver consejos a tener en cuenta a la hora de realizar bizcochos. Tanto en ingredientes, como en la elaboración y el horneado.

Ingredientes

Hay que tener en cuenta los ingredientes que vayamos a utilizar, cada uno dará un resultado diferente. Y además, tendremos en cuenta que las medidas de los ingredientes han de ser exactas en otros tipos de recetas podemos cambiar las cantidades a nuestro antojo, pero en los bizcochos no hay margen de error.

Es importante sacar los ingredientes de la nevera con suficiente antelación, para que cuando los vayamos a utilizar estén a temperatura ambiente. Un consejo para atemperar los huevos, es meterlos unos segundos en agua caliente y así conseguiremos que estén listos para su utilización.

Y si utilizamos mantequilla debe de estar en punto pomada, por lo que hay que evitar usarla nada más sacarla del frigorífico, para ello la sacaremos unos minutos antes de usarla.

Elaboración y horneado

Otra parte importante del proceso es el batido de los huevos. Podemos batirlos sin separar las claras de las yemas junto con el azúcar hasta que blanqueen. Pero los mejores resultados se adquieren si batimos por separado las yemas con el azúcar y montamos las claras. Ya que lo que estamos haciendo es darle aire a la masa, que es lo que nos permite un resultado más esponjoso.

Además, deberemos tamizar la harina junto con la levadura química y el cacao en polvo si se elabora bizcocho de chocolate, para aportarle más aire a la masa. Y si es de chocolate mejor con cacao que con chocolate de cobertura, ya que en éste caso el chocolate de cobertura endurece la masa.

Una vez lista la masa, incorporarla rápidamente con sumo cuidado al molde con ayuda de una espátula, dar unos golpecitos para sacar las burbujas de aire y meter enseguida al horno. Hay que preparar el molde y precalentar el horno antes de preparar el bizcocho. Y durante la cocción no abriremos el horno para que no se baje hasta casi el final, que podremos comprobar si está cocido pinchándolo con un palillo, o cubrirlo si se tostara demasiado.

Al sacarlo del horno podemos ponerlo sobre una rejilla para que se enfríe, o dejarlo en el molde para que sude y quede más húmedo. Y así, podremos disfrutar de un excelente y esponjoso bizcocho casero.

Recetas de bizcochos

Estas son algunas de las recetas de bizcochos que hemos preparado, ¡verás como triunfas a la hora del desayuno o merienda!.

Más recetas de bizcochos

 

Contenido relacionado

Añadir comentario

Haz clic aquí para comentar

  Acepto la política de privacidad

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.