Italia La Toscana Viajes

Monteriggioni

Pozo en la Piazza Roma de Monteriggioni

Monteriggioni es un pueblecito de la Toscana italiana de algo más de 8.700 habitantes situado a medio camino entre San Gimignano y Siena, por lo que si estás haciendo una ruta en coche por la Toscana te recomiendo incluir este destino menos conocido que el resto pero de lo más pintoresco.

Su principal encanto es que está situado sobre una colina, está completamente amurallado y todo el pueblo está dentro de esta muralla, podríamos decir que es una auténtica aldea gala en plena Toscana, solo faltan Asterix y Obelix por sus calles.

Cómo llegar a Monteriggioni

Monteriggioni está situado a aproximadamente 15km al norte de Siena, por lo que en menos de 15 minutos podemos llegar en coche. En la parte sur del pueblo hay dos parkings que, como en la mayoría de Italia son de pago, según a época y el parking elegido el precio puede estar desde los 2€ la hora hasta los 5€ la hora, por lo que vale la pena comparar los precios si pensamos estar unas cuantas horas disfrutando de este pueblo medieval de la Toscana.

Desde el parking elegido podremos acceder al pueblo subiendo la colina hasta llegar a la puerta principal, la puerta Franca o Romea que está situada en dirección a Roma y reconoceremos rápidamente porque está dentro de una torre apuntalada de mayor tamaño. Nada más entrar por esta puerta justo a la derecha tenemos la mayor atracción de Monteriggioni, el acceso a sus murallas medievales.

Colina de Monteriggioni
Colina de Monteriggioni

Un pueblo medieval amurallado

Salvo por alguna obra realizada en el siglo XVI, tanto la muralla como las casas de Monteriggioni apenas han sufrido cambios significativos desde el siglo XIII cuando se construyeron. Por lo tanto no estamos ante un monumento reconstruido y cuando estemos ante sus muros podremos tener la certeza de que estamos ante una construcción de más de 8 siglos de antigüedad.

Murallas de Monteriggioni
Murallas de Monteriggioni

La muralla tienen una forma casi circular, siguiendo el contorno de la colina en la que está situado Monteriggioni, por solo 3€ podremos subir a la muralla y recorrer sus casi 600 metros y 14 torres cuadradas colocadas de forma equidistante. Según nos contaron, por la noche las murallas se iluminan y desde lejos Monteriggioni parece flotar sobre la colina en la oscuridad de la noche.

Piazza Roma de Monteriggioni
Piazza Roma de Monteriggioni

Paseando por Monteriggioni podremos contemplar la Piazza Roma junto con la sencilla iglesia románica de Santa María Assunta mientras comemos un gelatto. La calle principal comunica las dos puertas de la ciudad casi en línea recta, la puerta Franca o Romea  y la puerta di Ponente que en este caso está situada en dirección a Florencia. El resto de calles son callejuelas que vale la pena recorrer tranquilamente para contemplar la casas medievales y renacentistas construidas en piedra, junto con sus jardines usados para el cultivo y abastecerse en épocas de asedio.

Torres de la muralla de Monteriggioni
Torres de la muralla de Monteriggioni

Si disponemos de tiempo, Monteriggioni también dispone de un museo de armas que expone reproducciones de armas y armaduras de la época medieval y renacentista.

Galería de fotos de Monteriggioni

Media jornada para visitar este pueblo sería lo ideal, empleando algo de tiempo en recorrer todas sus calles y tomar algunas fotos de los rincones más pintorescos, también es muy interesante la vista antes de llegar al pueblo contemplando su colina desde lejos. Si no dispones de tanto tiempo o estás de paso entre San Gimignano y Siena, con dedicar un par de horas a recorrer sus murallas y sus callejuelas será suficiente para descubrir este pueblo de la Toscana italiana.

Contenido relacionado

Añadir comentario

Haz clic aquí para comentar

  Acepto la política de privacidad

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.